Únete a los más de 750.000 nuevos inversores que cada mes copian las carteras de los mejores inversores.Suscríbete gratis

¡Evita los bancos de criptomonedas!

Publicado 26.01.2022, 07:19
XAU/USD
-
F
-
BBVA
-
SABE
-
SAN
-
WFC
-
GC
-
BTC/USD
-
ETH/USD
-
COIN
-

Como muchos de los lectores ya saben, Bitcoin nació con el propósito de ser un dinero libre de gobiernos y bancos, que permite a los usuarios ser los únicos dueños de sus propios fondos. La seguridad de esos fondos ya no depende de una tercera parte que los custodie, sino que cada persona puede ser su propio banco, es decir, la única responsable y conocedora de sus movimientos a través de la posesión de su clave privada.

Sin dudas que este desarrollo ha supuesto un paso hacia adelante en términos de descentralización y soberanía individual, pero cambiar de un sistema al otro no es un asunto sencillo. El gran Henry Ford (NYSE:F) dijo alguna vez: “Si le hubiera preguntado a la gente qué querían, habrían dicho caballos más rápidos”.

La resistencia al cambio es un mecanismo de defensa que se alimenta de nuestro miedo y algo similar sucede con el cambio de paradigma que suponen las criptomonedas en términos de custodia. Los usuarios, acostumbrados a que la seguridad de sus fondos dependa de un tercero, como un banco, se asustan ante la idea de ser ellos quienes asuman esa responsabilidad.  De ese miedo, surgen los bancos de criptomonedas.


¿A qué llamo un banco de criptomonedas?

Seguramente conozcas a varios de ellos, escondidos bajo el disfraz de exchanges o casas de intercambio de criptomonedas, o simplemente bajo bonitos eslóganes como “la manera más simple de comprar criptomonedas”.

Los principales exchanges del mundo como Binance o Coinbase (NASDAQ:COIN) son “bancos de criptomonedas” y sus servicios no difieren demasiado de los de un banco tradicional como el Sabadell (MC:SABE) o el Santander (MC:SAN). A decir verdad son una solución intermedia entre la centralización de los bancos tradicionales y la descentralización propuesta por Satoshi Nakamoto (creador de Bitcoin) en su whitepaper.

Es muy difícil explicar esto a los usuarios que recién ingresan al mundo de las criptomonedas pero cuando compras Bitcoin u otras criptomonedas y las dejas dentro de esos bancos cripto, no eres dueño de las mismas. Es, literalmente, como tener tu dinero en el banco: el mismo sistema de siempre, pero con criptomonedas.

Incluso ya hemos visto movimientos de los bancos tradicionales como Wells Fargo (NYSE:WFC), Cowen o el propio BBVA (MC:BBVA), intentando transformarse en bancos de criptomonedas y empezar a custodiar también criptoactivos.

Las criptomonedas no nacieron para ser centralizadas por empresas privadas y como clama la popular frase de la comunidad bitcoiner: “Not your keys, not your bitcoins”. O sea que si no eres el dueño de las llaves para acceder a tus fondos y se las entregas a un exchange o “banco de criptomonedas”, no eres el dueño de esos fondos. La seguridad y la privacidad de tus fondos dependerá de ellos y ya hemos visto en reiteradas ocasiones los problemas que esto acarrea.

Bancos de criptomonedas que han sido víctimas de hacks (incluso en España) y aún no han devuelto los fondos a sus usuarios u otros que han sufrido bloqueos gubernamentales impidiendo el acceso de sus clientes. Esto sumado a un creciente interés de las autoridades por recibir un informe detallado de las transacciones que realizan los usuarios dentro de estos bancos.

El miedo, el desconocimiento o muchas veces la comodidad de no querer custodiar nuestros propios activos tiene como consecuencia esas desventajas y mi objetivo con este artículo es que las conozcas para que puedas tomar tus propias decisiones. Afortunadamente, existen otras opciones.

¿Cómo evitar los bancos de criptomonedas?

Esta es la pregunta que todos los que ingresamos a este sistema nos hacemos en algún momento. Generalmente, cuando abrazamos los fundamentos del surgimiento de las criptomonedas y entendemos la necesidad de mutar hacia un nuevo sistema donde los individuos adquieran una mayor soberanía frente al monopolio del dinero por parte de los estados, en complicidad con los bancos.

En este sentido existen 2 grandes opciones y ambas requieren que descargues, previamente, un wallet personal donde recibirás tus claves privadas. Una vez instalada la wallet, puedes elegir:


1- Minar criptomonedas

Se le llama “minería de criptomonedas” partiendo de un paralelismo con la minería del oro. Cuando minas criptomonedas, como cuando minas oro, necesitas realizar determinado “trabajo” para conseguir la extracción.

La minería de Bitcoin u otras criptomonedas consiste, a grandes rasgos, en un proceso de resolución de problemas matemáticos a través de equipos informáticos.

Cuando un ordenador o un conjunto de ordenadores encuentra la solución que necesita la red se le premia con un incentivo, en el caso del dinero criptográfico los incentivos son una serie de unidades de la criptodivisa que se esté minando (ej. Bitcoin o Ethereum).

En pocas palabras, lo que hacen estos equipos es plantear una serie posibles de soluciones, hasta que la solución planteada coincide con el valor hash del bloque. Quien acierte a la respuesta, podrá llevarse la recompensa directamente a su wallet (sin pasar por un banco de criptomonedas).

La dificultad reside principalmente en entender el proceso de minería, conseguir los equipos necesarios para hacerlo, e instalarlos en un lugar adecuado para su funcionamiento.

2- Comprar criptomonedas fuera de los bancos de criptomonedas

Puedes encontrar alguna persona a quien comprar criptomonedas mediante una operación P2P o simplemente adquirir criptomonedas en intercambios, que no custodian tus criptoactivos en ningún momento. Éstos, enviarán los fondos directamente a tu billetera (de la que posees la clave privada) y tú serás el único dueño de tus criptomonedas en todo momento.

El proceso es muy similar a la compra en un banco de criptomonedas, pero aquí asumes la responsabilidad de tus activos y disfrutas de todas las ventajas que eso supone.

¿Y qué hago si ya tengo mis fondos en un banco de criptomonedas?

Simplemente envía tus fondos a una wallet auto-custodio donde las claves privadas se encuentren en tu poder y ¡listo!

Bitcoin nació para cambiar el sistema, no para repetir el mismo sistema del pasado, pero cambiando “euros” por “criptomonedas”. Elegir la auto-custodia por sobre los bancos de criptomonedas es elegir ser soberano y apoyar los fundamentos de una tecnología que llegó para liberarnos de un sistema obsoleto basado en el control por parte de los poderosos.

Espero que este artículo haya ayudado a echar luz sobre esta cuestión, muchas veces ocultada o menospreciada, pero que cada día está adquiriendo un rol más protagónico.

Últimos comentarios

Cargando el siguiente artículo...
Instala nuestra app
Aviso legal: Las operaciones con instrumentos financieros o criptomonedas implican un elevado riesgo, incluyendo la pérdida parcial o total del capital invertido, y pueden no ser adecuadas para todos los inversores. Los precios de las criptomonedas son extremadamente volátiles y pueden verse afectados por factores externos de tipo financiero, regulatorio o político. Operar sobre márgenes aumenta los riesgos financieros.
Antes de lanzarse a invertir en un instrumento financiero o criptomoneda, infórmese debidamente de los riesgos y costes asociados a este tipo operaciones en los mercados financieros. Fije unos objetivos de inversión adecuados a su nivel de experiencia y su apetito por el riesgo y, siempre que sea necesario, busque asesoramiento profesional.
Fusion Media quiere recordarle que la información contenida en este sitio web no se ofrece necesariamente ni en tiempo real ni de forma exacta. Los datos y precios de la web no siempre proceden de operadores de mercado o bolsas, por lo que los precios podrían diferir del precio real de cualquier mercado. Son precios orientativos que en ningún caso deben utilizarse con fines bursátiles. Ni Fusion Media ni ninguno de los proveedores de los datos de esta web asumen responsabilidad alguna por las pérdidas o resultados perniciosos de sus operaciones basados en su confianza en la información contenida en la web.
Queda prohibida la total reproducción, modificación, transmisión o distribución de los datos publicados en este sitio web sin la autorización previa por escrito de Fusion Media y/o del proveedor de los mismos. Todos los derechos de propiedad intelectual están reservados a los proveedores y/o bolsa responsable de dichos los datos.
Fusion Media puede recibir contraprestación económica de las empresas que se anuncian en la página según su interacción con éstas o con los anuncios que aquí se publican.
Este aviso legal está traducido de su texto original en inglés, versión que prevalecerá en caso de conflicto entre el texto original en inglés y su traducción al español.
© 2007-2024 - Fusion Media Ltd. Todos los Derechos Reservados.